Sólo muerdo por ti (2013)

SMPT

Sólo muerdo por ti es el cuarto álbum de Nena Daconte, segundo desde que la madrileña Mai Meneses continuara con el proyecto en solitario.

La experiencia de más de 400 conciertos por toda España, con paradas en Berlín, París, Londres y Buenos Aires, han llevado a Nena Daconte a desarrollar a lo largo de estos años un sonido de banda con sutiles apuntes electrónicos. Directo versátil, apto tanto para teatros como para espacios abiertos. Muy energético musicalmente e intimista en cuanto a la calidez y calidad de las letras y en cuanto a la voz de Mai, siempre dulce, pero con un grado de madurez en este cuarto álbum, que la aleja de los parámetros más naif. Como ocurriera ya desde el primer disco, Mai es autora de la música y la letra de los temas que conforman este álbum.

Compuesto a piano y guitarra casi al cincuenta por ciento, es un disco más maduro, más claro y más directo.

El álbum se abre con los primeros compases de Linda tristeza, en los que nos transportan directamente a esta nueva atmósfera de Nena Daconte, en la que la melancolía, la soledad, el paso del tiempo y el desamor se perfilan como temas principales, pero abordados con una energía arrolladora. Destaca, no obstante, el tema Causas perdidas de corte social y Disparé, la canción que en clave Quentin Tarantino habla metafóricamente de la huida y que por su sabor ácido, nos recuerda aquél Engáñame a mí también del primer disco, o El aleph del segundo. En cuanto al sonido Sólo muerdo por ti, es una vuelta a los orígenes de Nena Daconte, pero revisados y evolucionados, añadiéndoles una nota de modernidad. El sonido se “agranda” y se “oscurece”. Músicos profesionales conviven con músicos callejeros para esta producción que de forma tan artesanal han dirigido los experimentados productores Manuel Colmenero y Javibu Carretero.

Por su estudio, “Sonobox”, en pleno centro madrileño, han pasado “Vetusta morla” y “Eladio y los seres queridos” entre otros. Baterías de gran colorido, por momentos tribalistas, a lo White Stripes; arpas, que nos recuerdan a Lana del Rey en varios temas, entre los que destaca la colaboración con las cuatro arpistas gallegas “Lulabai” en la maravillosa nana “Sólo muerdo por ti”, que además da título al álbum; mariachis, los de la Puerta del Sol, en un medio tiempo, Causas perdidas, que musicalmente bien podría haber servido de base a las quejas de un viejo Johnny Cash; glass armonic o copas de agua; sutiles metales y juegos electrónicos y unas guitarras poderosas que nos devuelven a una Nena Daconte que bebe de Tom Petty, Elvis Costello o Wilco y que nos acompañan por un viaje emocional y emocionante de ricos paisajes sonoros, de eléctricas canciones y grandes baladas. En exclusiva para Itunes y Spotify dos regalos: Estar contigo es y Hey, tú.

Después de haber sido madre, Mai compone canciones más positivas y directas, donde se aprecia una evolución mental y emocional hacia caminos más interesantes y donde la voz parece haber tomado un lugar nuevo en su discurso. En este 2013, de nuevo vuelve a sonar Nena Daconte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *